MUA: Mosaic y Bronzed Perfection

¡Hola!

Ahora que ya está dando el verano los últimos coletazos, es hora de aprovechar y dar un poco de vida a ese ese bronceado que se ha ganado o, si sois de las mías, fingir que hemos podido coger algo de color jeje. Y, ¿de qué mejor manera que con algún bonito bronceador? 🙂

Hoy traigo dos productos diferentes:

En primer lugar tenemos los polvos mosaico, son tres tonos, dos bronceadores y un colorete.

Aunque yo los veo perfectos para usarlos incluso cualquiera de los tres como colorete.

Todos tienen algo de brillo o shimmer en mayor o menor medida, por lo que si los aconsejo para dar un toque de color saludable a la cara, pero no para contornear, ya que para este fin son aconsejables otro tipo de bronceadores de acabado mate o lo más aproximado posible.

Seguro que ya habéis apreciado rápidamente las diferencias entre tonos, pero por si acaso os cuento:

Shade 1: Bronceador con subtono dorado y amarillento, con microbrillos dorados, muy favorecedor.

Shade 2: Bronceador con subtono rosado o teja. En su mayor parte mate, pero uno de los tonos que lo componen aporta brillo dorado. Lo veo perfecto como colorete igualmente.

Shade 3: Colorete, cálido, de tono sutil y romántico y luminoso, en conjunto un rosa suave.

Ingredientes, cantidad y caducidad:

De más cerca, para que podáis apreciar sus texturas:

Y por último los SWATCHES:

Todos difuminados quedan muy naturales, dulces y cálidos, lo que es tendencia en los looks que más se ven para esta próxima temporada.

A parte, encontramos otro de los productos estrella de MUA en este verano, el bronceador BRONZED PERFECTION:

Podéis encontrarlo AQUÍ, y tiene un precio de 3.99€.

Es enoooorme, una polvera del tamaño de un puño, con un tono tostado muy neutro, y nada excesivo, yo estoy ahora mismo blanca (con un NW20 de MAC) y se funde en mi tono perfectamente. En la imagen se ve la palma de mi mano, que tiene un tono semejante al de mi rostro.

Tienen un efecto irisado en dorado, muy sutil pero super favorecedor, que deja la piel con aspecto sano y jugoso.

El tono es más bien un café con leche. Más calido que en la foto superior.

Es más pigmentado que los anteriores, por lo que yo lo uso con una brocha abierta, que no deposite excesos de cantidad. Su color me gusta también para dar un toque coqueto al escote o brazos en éstos días que aun se puede andar con ropa fresca.

Son muy muy monos, tienen serigrafiado por todo el producto el nombre del mismo, y son  enormes… nada menos que ¡15 gramazos de producto!

En mi piel se extienden de manera uniforme, y se dejan difuminar si se nos va la mano (jeje torpe que es una), tampoco dejan parches.

Os dejo con el SWATCHE:

¡Adoro el tono! se pueden apreciar los microbrillitos que tiene, y lo bonito que queda difuminado.

Nada más por hoy, ¡un besazo!